viernes, 22 de febrero de 2013

Limpieza facial: paso a paso

Bueno, antes de empezar, necesito haceros una pregunta: ¿alguien programa las entradas para que se publiquen solas?, es que lo estoy intentando hacer desde hace unos días, sigo todos los pasos y resulta que se publican cuando les viene en gana (a veces, ni eso) y quería saber si alguien me puede ayudar ya que no sé si estoy haciendo algo mal o qué. Gracias de antemano a quién me pueda solucionar este problemilla.

Ahora sí, doy comienzo a la entrada de hoy.
Hace un tiempo, os dejé con la lista de materiales necesarios para realizar una limpieza y, hoy, lo que voy a explicaros es cómo realizarla.
Pensar que para que la piel esté bien limpia y cuidada, no es suficiente realizar una limpieza básica diariamente (uso de leche limpiadora, tónico y crema hidratante), sino que, una vez al mes, es necesario realizar una en profundidad con el uso de otros productos que, diariamente, no solemos aplicar; es por ello, que he decidido dejaros con el paso a paso de una limpieza facial en profundidad.

Muchos/as de vosotros/as, a lo mejor, vais a centros de estética a que os hagan la limpieza (allí utilizan aparatos que ayudan y favorecen la aplicación y absorción de los productos); sin embargo, también es posible realizarla en casa y es lo que os voy a contar así que, comenzamos.

- Lo primero de todo es retirar el cabello de la cara y proteger la línea de nacimiento del mismo utilizando una cinta para el cabello y recogiendo el mismo con ayuda de una goma. Ésto nos ayuda a que el cabello no se manche ni se nos venga a la cara cuando estemos realizando la limpieza.

- Luego, prepararemos unos boles pequeños con agua templada (tirando a caliente para que aguante más tiempo) y el resto de materiales que vamos a necesitar.

- Después de tener todo preparado, comenzaremos con la limpieza. Así que os dejo con el paso a paso:

1.- Si estamos maquilladas, primero desmaquillaremos los ojos y después, el rostro. Para desmaquillar los ojos utilizaremos nuestro desmaquillante habitual (mojaremos un disco desmaquillante o algodón y lo pasaremos por los ojos); en el caso de que las pestañas queden con restos de rimel, la mejor forma de eliminarlos es colocar una mitad de un disco desmaquillante en el párpado inferior y, con ayuda de un bastoncillo impregnado en desmaquillante, peinar las pestañas hacia abajo (llevando el bastoncillo hacia el disco) de esta manera, nos aseguramos de eliminar todos los restos de maquillaje y cuidar que no se rompan las pestañas (es mejor no frotar el ojo porque, seguro, que nos arrancamos alguna sin querer).
Tras quitar todos los restos de maquillaje en los ojos, pasaremos a desmaquillar el resto del rostro (labios incluidos).

2.- Después, con la leche limpiadora limpiaremos el rostro, cuello y escote (una limpieza siempre abarca estas tres zonas). Pondremos una pequeña cantidad de leche limpiadora en nuestras manos, la repartiremos y mediante movimientos circulares la extenderemos por el rostro (empezar siempre de abajo- arriba, es decir, escote-cuello- rostro). Después, con ayuda de las esponjitas (humedecidas en el agua) eliminaremos la leche limpiadora y, con ayuda de papel, secaremos el rostro antes de continuar.

3.- Tras eliminar la leche limpiadora, le toca el turno a la exfoliación; para ello, cogeremos una pequeña cantidad de producto, lo repartiremos entre ambas manos y mediante movimientos circulares y una ligera presión, lo extenderemos por todo el rostro (adecuar la presión y fuerza de fricción, según vuestra sensibilidad). Si sois muy sensibles a los exfoliantes, una manera de reducir esa sensación, es humedecer previamente el rostro y, luego aplicar el esfoliante. Una vez hemos aplicado el exfoliante (masajearlo durante unos minutos), retirarlo con ayuda de las esponjitas (necesitaréis cambiar el agua para eliminar todos los restos) y secar el rostro.

4.- Ahora le toca el turno a los poros. Bien, lo que quiero decir con ésto es que es necesario abrir los poros de alguna manera para eliminar los puntos negros. Para hacerlo en casa hay varias opciones:
     - Utilizar una olla con agua hirviendo: una vez hierve el agua, retiramos la olla del fuego, colocamos el rostro a cierta distancia del agua y nos cubrimos con una toalla. El vapor que se crea nos permite abrir el poro.
     - Utilizar mascarillas que tiene un efecto exfoliante y de limpieza, a la vez: existen muchas en el mercado (sobre todo las formuladas con frutas) que nos ayudan a limpiar los poros.
     - Utilizar aceite de caléndula: se puede sustituir por lo de la oola con agua hirviendo. Hay que aplicarlos por todo el rostro, masajeando para que haga efecto y dejarlo actuar durante unos minutos.

En cuanto los poros estén abiertos, comenzamos a eliminar los comedones (conocidos como puntos negros). Para ello, envolvemos los dedos con papel, nos acercamos a la zona del punto negro, colocamos los dedos y los juntamos con la intención de apretar (siempre suavemente) para que salga el punto negro (cuando se elimina lo que veréis es una especia de "gusanillo", vamos la suciedad del poro). La fuerza de presión debe ser media porque no hay que dejar marcas en la piel ni hacerse sangre de tanto apretar, así que cuidado con este paso.

5.- Tras eliminar los puntos negros, mojaremos en un algodón un poco de tónico (intentar que sea para pieles sensibles y sin alcohol para no notar escozor) ya que ayuda a cerrar los poros y que la suciedad no entre de nuevo. Para aplicar el tónico, no arrastréis el disco por el rostro, hacerlo mediante pequeños toquecitos por todo el cuello, escote y rostro (aunque en esa zona no hayáis eliminado puntos negros). Si vuestra piel es muy sensible, no apliquéis el tónico (humedecer un disco desmaquillante en agua para calmar la piel).

6.- Ahora le toca el turno a la mascarilla, en este caso, utilizar la más adecuada según vuestro tipo de piel. Aplicarla con ayuda de una brocha plana (si no tenéis, la brocha en forma de abanico para el maquillaje también os sirve). Dejarla actuar el tiempo necesario (entre 20-30 minutos, dependiendo del tipo de mascarilla); después, retirarla con ayuda de las esponjitas y secar el rostro.

7.- Tras la mascarilla, le toca el turno a la hidratación. Primero aplicaremos el contorno de ojos y luego nuestra hidratante, mediante un masaje que nos ayude a extender el producto y a que se absorba en profundidad.

Bueno, éstos serían los pasos a seguir para realizar una limpieza facial en profundidad (necesaria como mínimo una vez al mes, según el tipo de piel). Según la forma de realizarlo, habrá pasos que tendréis que omitir (si utilizáis una mascarilla limpiadora, eliminar el paso de abrir los poros y eliminar los puntos negros y pasáis directamente a la crema hidratante).
Recordad que cuando la realicéis, los movimientos deben ser circulares y ascendentes, siempre empezar por el escote, pasar por el cuello y terminar en el rostro. Si vuestra piel es grasa, podéis realizar una limpieza en profundidad dos veces al mes (por el exceso de grasa la piel de rostro se ensucia más). Si después de la limpieza, vuestra piel queda ligeramente enrojecida, es normal ya que hemos estado haciendo ligeras presiones (el enrojecimiento se va al cabo de un tiempo).

Dentro de poco os hablaré de las mascarillas faciales y os dejaré con una tabla en la que podréis ver cuál es la más adecuada para vosotras. Espero que esta entrada (aunque muy extensa, os haya resultado interesante y de ayuda. ¿Cada cuánto realizáis una limpieza en profundidad? ¿os soléis hacer las limpiezas faciales en casa?
¡Nos vemos en otra entrada!

Un beso y gracias por vuestros comentarios        

25 comentarios:

  1. que bien detallado , me ha encantado el post , te sigo

    ResponderEliminar
  2. Yo tampoco me atrevo con las entradas programadas... has mirado que tengas el reloj en la ciudad corre ta???

    Gracias por esta limpieza tan comp,eta..

    Feliz finde!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que lo del reloj está bien, pero no tengo ni idea de por qué me falla.

      besos

      Eliminar
  3. Debería seguir todos los pasos... pero soy una vaga literalmente ! Te sigo, te invito al sorteo de un satchel bag a elegir color y tamaño en mi último post, un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, bueno un día tienes que hacer tiempo y hacerte la limpieza completa, tu piel lo agradecerá.

      Besos

      Eliminar
  4. Me ha gustado mucho el post y lo bien detallado que está todo. Con respecto a esa tabla de mascarillas, tengo muchas ganas de verla; yo suelo alternar: uso dos a la semana, una hidratante y otra limpiadora/purificadora.
    No sé qué problemas tendrás con las entradas...imagino que le programas bien la hora en el cuadrito que te sale no? Y el día también? Y luego no hay que darle a "guardar" sino a publicar.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra saber que te ha gustado, lo de las mascarillas lo pondré dentro de poco (primero tengo que explicarlo y luego, dejaré la tabla)

      Lo de programar, hago todos los pasos que me dices pero las publica cuando le viene en gana; investigaré por algún sitio para corregir el problema, de todas formas gracias por la ayuda.

      besos

      Eliminar
  5. Yo ya e echo unas cuantas! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y más que te quedan por hacer; cuando hice estética me pasé unos cuantos meses haciendo limpiezas, jeje

      besos

      Eliminar
  6. estupendos consejos, muy a tener en cuenta!

    besitos

    ResponderEliminar
  7. Hola guapísima, nos ha encantado tu blog, ya que es muy práctico y didactico. Así que te seguimos.
    Para programar las entradas tienes que poner la hora y la fecha y darle a publicar, no a guardar. Si tienes cualquier duda dinoslo para ver si podemos ayudarte.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por uniros y por vuestro comentario.

      Gracias por intentar sacarme de dudas con respecto a lo de programar las entradas; hago todo lo que me decís pero no funciona (bueno si, pero cuando quiere, jeje)

      Besos

      Eliminar
  8. hola guapa yo soy muy gandula para hacerme todo bien pero poco a poco ya estoy cogiendo habitos jeje 1 besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso está bien, aunque sea poco a poco, llegará un momento en que lo tengas por costumbre y te saldrá sin pensar.

      besos

      Eliminar
  9. Muy buenos consejos y muy bien explicado
    Un besazo!
    http://lafabuleuxhistoire.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  10. ¡Que bien nos explicas siempre todo!

    besos, que pases una semana estupenda!

    L

    ResponderEliminar
  11. Que buen post!! Me lo anoto para un día de chicas ;)

    ResponderEliminar
  12. Te conteste pero no veo el comentario... bueno te decia que yo tampoco me atrevo a programar porque tampoco me cuadra... igual tenemos algo mal, la hora o algo de eso.. ni idea.

    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento, es que no he podido publicar antes los comentarios. La verdad es que tendré que buscar si hay alguna solución por algún sitio porque siempre viene bien (si la encuentro te lo diré para que lo puedas hacer también)

      besos

      Eliminar
  13. Gracias por este blog! la verdad es que soy muy cazurrilla en cuidado de la piel y estas cosas(soy más de blog de tendencias ;) )... a tope con este blog!

    Un beso!

    www.leboz.blogspot.com

    ResponderEliminar

Para dudas o sugerencias

peluybelleza@gmail.com

Sígueme por Bloglovin

Follow on Bloglovin

Traductor/Translate

Bienvenidos/as

Quiero daros la bienvenida a pelubellezaymas.blogspot.com.es e invitaros a que leáis las entradas y dejéis vuestros comentarios los cuales agradeceré y estaré encantada de contestar. También acepto sugerencias así que, si os interesa hablar de algún tema, decirlo y, en cuanto pueda, pondré una entrada sobre el mismo.

GRACIAS POR SEGUIRME!

Lo + visto esta semana